Turismo médico: lo bueno, lo malo y lo horrible

Con el auge de Internet y la globalización, el mundo está literalmente al alcance de nuestra mano. No solo podemos cruzar fácilmente las fronteras para viajes de ocio y turismo, también podemos visitar casi cualquier país para realizar negocios o para comprar bienes y servicios.

In recent years, this worldwide open marketplace has given rise to another growing trend: medical tourism. According to recent statistics gathered in the publication Patients Beyond Borders: World Edition, it is estimated that the market size for medical tourism is $45.5-$72 billion (USD), representing approximately 12 million patients worldwide seeking medical treatment outside their borders.

Si bien la idea de explorar lugares exóticos puede ser un factor determinante para aquellos que buscan procedimientos médicos en el extranjero, los pacientes a menudo consideran el turismo médico desde una perspectiva económica, ya que el costo de muchos procedimientos puede ser sustancialmente menor cuando se realiza en otro país. Esto es particularmente cierto en el caso de las cirugías estéticas, que se encuentran entre los procedimientos más requeridos en el turismo médico. Dado que los procedimientos cosméticos, como los trasplantes capilares, no están cubiertos por el seguro de salud en la mayoría de los países, la ventaja del menor costo de las cirugías en un país extranjero parece ser la oferta que algunos pacientes buscan.

Pero como el viejo adagio dice, «Si es demasiado bueno para ser verdad, probablemente no sea verdad», los consumidores deben tener mucho cuidado al considerar un procedimiento de restauración capilar pasando las fronteras, e informarse bien antes de reservar sus boletos y empacar las valijas. En estas «clínicas baratas», muchos especialistas del campo de la restauración capilar han visto complicaciones que ningún paciente esperaba.

El comprador asume el riesgo: las cirugías más baratas pueden terminar siendo costosas.
En un mundo ideal, todos los médicos acatarían el Juramento Hipocrático mediante el cual juran cumplir con las más altas normas éticas en la práctica de la medicina. Sin embargo, la realidad es que no siempre es así. Cuando se trata de turismo médico, ciertos médicos u hombres de negocios se arriesgan para beneficiarse de prácticas poco éticas, dejando que publicidades engañosas utilicen sus credenciales para atraer pacientes a clínicas con la promesa de cirugías baratas en «manos expertas». Pero el engaño es que los que realizan las cirugías capilares no son en realidad médicos calificados, sino personas que no son médicos en absoluto. Según la región, esta puede ser una práctica ilegal que plantee consecuencias potencialmente graves para los pacientes.

Lo que complica aún más el tema es el hecho de que los diferentes países tienen diferentes leyes y regulaciones sobre la práctica de la medicina, incluyendo quién puede realizar la cirugía y dónde se la puede realizar. Por ejemplo, Turquía se ha convertido en un punto de interés del turismo médico para los trasplantes capilares, principalmente debido a la promesa de cirugías más baratas. Sin embargo, recientemente han surgido informes de clínicas de trasplante capilar en el mercado negro de Turquía, donde los técnicos (no los médicos) están realizando ilegalmente trasplantes de cabello en hospitales o clínicas privadas, y se paga a las empresas de marketing para promocionar dichos hospitales o dichas clínicas.

Cuando los pacientes se someten a una cirugía de restauración capilar realizada por personas que no son médicos, corren el riesgo de obtener un diagnóstico erróneo, de no obtener un diagnóstico de trastorno capilar, y de adquirir enfermedades sistémicas relacionadas, lo que puede llevar a la necesidad de realizar una cirugía innecesaria, mal aconsejada o fallida. La Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración Capilar (ISHRS), el mayor grupo médico que aboga por los pacientes con pérdida de cabello, cree firmemente que estos riesgos potenciales ponen en peligro los resultados de la seguridad y el tratamiento de los pacientes, y han estado educando a los consumidores y reguladores sobre este problema.

Si se informa debidamente se ahorrará inconvenientes
Aunque nadie quiere ser engañado con una cirugía de trasplante capilar realizada ilegalmente, puede ser difícil determinar si un médico u hospital promocionado en otro país es legítimo. Es por eso que la ISHRS insta a los pacientes potenciales a hacer siempre las siguientes preguntas, además de preguntas sobre costos, riesgos y beneficios a corto y largo plazo, planificación para la pérdida futura de cabello, y el mejor uso de cabello de donantes finitos, antes de programar un trasplante de cabello en cualquier parte del mundo:

  1. ¿Quién evaluará mi pérdida de cabello y recomendará un tratamiento? ¿Cuál es su educación, capacitación, acreditación y experiencia en el tratamiento de la pérdida de cabello?
  1. ¿Quiénes participarán en la realización de mi cirugía, qué papel desempeñarán y cuál es su educación, capacitación, acreditación y experiencia en la realización de cirugías de restauración capilar?
  1. ¿Alguien que no sea el médico, o persona no acreditada por el estado, estará haciendo incisiones o extrayendo injertos durante mi cirugía? Si es así, identifique a esta persona, explique su rol específico y sus credenciales, y por qué están legalmente autorizados a realizar una cirugía.
  1. ¿Están todas las personas que participarán en mi cirugía cubiertas por un seguro de mala praxis?

Si un médico no está dispuesto a responder a sus preguntas o proporcionar la información que está solicitando, podría ser una alerta de que esta práctica no es legítima. Confíe en sus instintos y no tome decisiones precipitadas en busca de una oferta que le pueda resultar finalmente costosa en otros aspectos. Las consecuencias de un trasplante capilar con aspecto de manchas pueden ser graves y duraderas. Como siempre se dice, «Caveat emptor» o «El comprador asume el riesgo», ¡e infórmese!

Los médicos de buena reputación marcan la diferencia
Cuando es realizada por el médico adecuado, una cirugía de restauración capilar de hoy en día crea de forma segura y eficaz, se obtienen resultados permanentes de aspecto natural que son prácticamente indetectables. Hay muchos médicos excelentes y de buena reputación en todas las áreas del mundo que realizan trasplantes capilares excepcionales, y algunos pacientes viajan miles de kilómetros para encomendarse en sus hábiles manos. El uso de todos los recursos disponibles puede ayudarlo a encontrar un médico calificado en restauración capilar, ya sea en su propio patio trasero o en un país que siempre ha soñado visitar. Infórmese y sea un consumidor educado, para evitar ser un desastre antinatural.

Sharing is caring!

Deja un comentario